Sign up for PM Award Updates!
 
 

Karla Rivas – Discurso de aceptación

Discurso de aceptación de  Karla Rivas, ganadora  del  premio Peter Mackler presentado en el Club Nacional de Prensa, Washington DC, el 20 de octubre 2011. El discurso fue transmitido en vivo  a Honduras por la  Radio Progreso.

Buenas tardes señores y señoras. Amigos y amigas.

En la escuela de periodismo, nos enseñan que el periodista nunca es noticia, excepto cuando muere o recibe un reconocimiento importante. Esta noche quiero comenzar recordando los nombres de los 16 colegas que han sido noticia durante los dos últimos años en Honduras:

1. Gabriel Fino Noriega, asesinado el 3 de julio de 2009.
2. Nicolás Asfura, asesinado 18 de febrero de 2010
3. Joseph Hernández Ochoa, asesinado el 1 de marzo de 2010
4. David Meza Montesinos, asesinado el 11 de marzo de 2010
5. Nahúm Palacios, asesinado el 14 de marzo de 2010
6&7.  José Bayardo Mairena y Manuel Juárez, asesinados el 26 de marzo de 2010
8. Luis Antonio Chévez Hernández, asesinado el 13 de abril de 2010
9. Jorge Alberto “Georgino” Orellana, asesinado el 20 de abril de 2010
10. Luis Arturo Mondragón, asesinado el 14 de junio de 2010
11. Israel Zelaya, asesinado el 24 de agosto 2010
12. Henry Suazo, asesinado el 28 de diciembre de 2010
13. Héctor Francisco Medina Polanco, asesinado el 11 de mayo 2011
14. Adán Benítez, asesinado el 4 de julio 2011
15. Nery Geremías Orellana, asesinado el 14 de julio 2011
16. Medardo Flores, asesinado el 8 de septiembre de 2011

Sus esposas, sus hijos e hijas, sus madres merecen conocer quién mató a su familiar. El pueblo hondureño merece que el Estado cumpla con su obligación de investigar y sancionar a los responsables materiales e intelectuales y mandar un mensaje contundente de lucha contra la impunidad.

Más allá de acuerdos entre cúpulas y discursos de respeto a los derechos humanos, en Honduras sigue imperando la intolerancia, la sed de venganza y “la ley del más fuerte”.

Siempre nos preguntan quién está matando a los periodistas en Honduras, esta respuesta solo se puede obtener a través de una investigación seria, respondemos. Lo que si podemos afirmar es que a los periodistas se les amenaza, persigue y asesina por una institucionalidad del Estado que se sustenta en la “ley del más fuerte”.

Cada una de las dieciséis muertes que registramos desde el golpe de Estado, reviste sus propias características. Y aquí es donde está lo terrible de esas muertes. Basta que una persona, puesta delante de un micrófono o de una computadora o de una cámara, publique o divulgue una noticia que afecte a quien en la comunidad, el municipio o el departamento tenga poder, mucho dinero y mucha influencia para que la vida de quien dio la noticia se ponga bajo riesgo mortal.

En este contexto de alta precariedad y arbitrariedad institucional, las muertes de periodistas y comunicadores sociales, seguirán en la sombra de la impunidad, porque la impunidad es lo propio de una sociedad que se sustenta bajo la ley del más fuerte.

Hasta el sol de ahora, en los acuerdos se han tocado asuntos políticos, y los diálogos nos están conduciendo a que dirimamos las asperezas y divisiones en el terreno político electoral. Pero la impunidad sigue intacta y es intocable, porque se trata de un íntimo contubernio entre el Estado y quienes ejercen la ley del más fuerte.

Así queda explicado entonces porqué la labor de los comunicadores sociales se constituye en la más peligrosa de todas las tareas hondureñas. Las muertes de los periodistas y comunicadores sociales representan, la expresión más acabada de lo que en la Honduras de hoy podemos llamar crímenes políticos.

Porque un regalo es expresión profunda de vida, el Premio Peter Mackler 2011, otorgado por Global Media Forum y Reporteros sin Fronteras, esta tarde, el equipo de Radio Progreso lo comparte con todas las personas que cada día sueñan y trabajan por la construcción de una Honduras democrática. También en honor de las familias de los periodistas asesinados, a cuyas demandas de justicia plenamente nos sumamos.

Finalmente agradecemos las abundantes muestras de felicitaciones que hemos recibido, y esa gratitud nos compromete para seguir siendo una Radio que se regala por entero a su pueblo, en nuestra Honduras sedienta de verdad, alegría, ternura, justicia, paz y solidaridad.

Queremos seguir siendo un regalo a través de nuestro compromiso en la lucha para la democratización de la comunicación, para seguir acompañando la fe, las alegrías y las tristezas de nuestras comunidades, seguir acompañando las luchas y esperanzas de nuestro pueblo, para seguir denunciando las violaciones a los derechos humanos, para proseguir con el análisis crítico, propositivo e independiente, y por seguir construyendo cultura política ciudadana.

Recibimos el Premio Peter Mackler 2011 con gratitud y lo compartimos con nuestra audiencia, porque la identidad de Radio Progreso no se podría entender jamás sin el corazón y cercanía que ellos y ellas nos han venido regalando a lo largo de nuestros 55 años de trayectoria.

Muchas gracias Catherine, Camille y Lauren por mantener vivo el legado de Peter Mackler, periodista ejemplo de nuevas generaciones valientes y ceñidas a la ética.

¡Muchas gracias!